62. En el Santuario de Xiao Guo – La Escuela del Pequeño Exceso

48077_421964407890091_530330184_n

– Maestro, ¿por qué hemos vuelto a este templo?

– Porque hay Truenos sobre la Montaña.

– ¿A qué hemos venido?

– Meditar aquí, Saltamontes, significa comprender el sentido de la austeridad.

El éxito no depende solo de la voluntad, las posibilidades pueden ser escasas y tus fuerzas insuficientes.

Quizá lo correcto sea dar un poco más y no mucho más. La verdadera obra es la que se puede realizar, aunque sea pequeña. Todo potencial exige desarrollo, de lo contrario pierde su Vía. Las posibilidades radican en el potencial pero dependen de la capacidad que la persona adquiere con el tiempo. Por eso es importante el tiempo, es la conciencia del camino de la preparación. El tiempo que no se respeta es el potencial que no florece.

La arrogancia es de por sí un gran exceso. Aquel que excede su persona pasa por alto su humildad y pierde el sentido de lo humano. El que en su afán no se detiene, pasa de largo ante lo que verdaderamente busca. También el esplandor encandila y quita la visión.

– Maestro, ¿cúal es la relación entre el Trueno y la Montaña?

– La Montaña es restricción y el Trueno un pequeño atrevimiento.

– ¿Qué nos muestra eso?

– Nos hace comprender, Saltamontes, la dimensión de lo razonablemente permitido.

Gustavo Andrés Rocco.

El I Ching del Pequeño Saltamontes – El Kung Fu del Libro delos Cambios. Urano: Buenos Aires.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s