El nómade persevera

Ir más allá de la oscuridad

Ir más allá de la oscuridad

La práctica de los diferentes senderos del Camino transforma al caminante en un nómade, alguien sin un sitio de pertenencia fijo. Alguien con múltiples sitios de práctica y de aprendizaje.
Cada experiencia es única y rica en sí misma; nada es suficiente por sí mismo, todo existe en interdependencia y conectado entre sí.
Entonces el nómade persevera en la “finitud continua”. La atracción como posibilidad dinámica dual, llevada al límite de lo posible. La vida de la experiencia en movimiento calmo, plácido y abierto a lo que es.
Kofukugekijô, la experiencia de vivir en paz, comer bien y existir en perfecta felicidad.
La guía de quien es arahant: quien jamás puede fascinarle ningún estado de sensación agradable, en absoluto independientemente de cuál sea su origen, porque el arahant está, automáticamente, consciente de la impermanencia, la insastifactoriedad y no-yo de cualquier estado mental. Realizado, despierto, ser humano perfecto. Un ser vivo completamente libre y vacío de todo apego, impureza, creencia e individualidades permanentes, egoísmo y sufrimiento.
Así la práctica del Iaido se traduce en una búsqueda. Sacar de sí mismo un ser diferente del cuerpo físico, como sacar la espada de la vaina. Ese es el objetivo último del Iaido en el acto de desenvaine.
Si lo piensas bien, ya sea en la práctica de Iaido o cualquier otro sendero todas las experiencias de la vida son acerca de un aprendizaje. Para aprender la lección contenida en cada uno de ellos, se obtiene las herramientas que se necesitan para ser y hacer de manera diferente.
Se necesita valor para cometer errores y aprender de los errores.
El dolor y el sufrimiento pueden transformarse en maestros que nos impulsarán para superar desafíos y encontrar el Camino.
Para ello es necesario tener el valor de mirar dentro de uno mismo y ver lo que hay allí.
Para encontrar la lección contenida en cada experiencia, es necesario obtener la fuerza interior para llevar a cabo el trabajo de auto-transformación.

Y esa auto-transformación a veces requiere cruzar la oscura noche del dolor y el sufrimiento, para así poder salir a la luz de un nuevo día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s